Las mejores técnicas para conservar el embutido

¿Cómo conservar los embutidos?

Cada producto ibérico tiene un proceso de curación imprescindible y personalizado en función de sus características (peso, grasa, etc). Pero, también es indispensable su proceso de curación.

¿Por qué es importante el proceso de curación del embutido?

El proceso de curación de los embutidos es necesario para que los productos ibéricos se converven en perfecto estado durante el mayor tiempo posible una vez comprados. Además, permitirá conservar a los embutidos todas sus propiedades, calidad, textura y sabor.

¿Cómo conservar perfectamente el embutido en casa?

Antiguamente, la población tenía problemas para conservar los alimentos, con el paso de los años han evolucionado estas técnicas para conservar los productos alimenticios.

¿Cuál es la mejor forma de conservar los productos ibéricos?

En Finca Don Beltrán recomendamos la conservación del embutido en base a dos criterios. Es decir, diferenciamos dos categorías de productos; piezas enteras y loncheados.

En el caso de las piezas enteras, como jamón ibérico o salchichón ibérico, en Finca Don Beltrán aconsejamos mantenerlos fuera del frigorífico en un lugar fresco (entre 15 y 20 grados centígrados) y seco. Es recomendable que el lugar sea una zona con buena ventilación que no esté sometida a cambios bruscos de temperatura y, a ser posible, sin luz.

Durante el proceso de curación, los productos ibéricos están colgados en nuestros secaderos. También es recomendable que durante su proceso de conservación se cuelguen boca abajo. En el caso de tener varias piezas ibéricas se recomienda separarlas.

Nuestra técnica de envasar al vacío mantiene en perfectas condiciones la conservación del embutido, pero siempre recomendamos mantenerlos en la nevera o frigorífico, sobre todo en verano.

¡Conserva tus embutidos con los consejos de Don Beltrán!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please select your product